El Airbus A350 británico sufrió fugas hidráulicas